Regalar una botella de vino es un regalo perfecto para un momento inolvidable. Cualquier persona, sea o no una amante del vino, seguro que quedará satisfecha con una botella de vino.

Además en la red existen propuestas muy interesantes e innovadoras donde podemos incluso encontrar un juego en la botella de vino. Podeis consultar Vinateria Club donde nos proponen regalar una botella de vino con un juego. Regala una botella de vino y comparte momentos con el juego de la botella. Imaginación, intriga, complicidad se encuentran en el juego. Atrévete tu botella de vino de regalo te está esperando. Botella de vino Duo, un vino descarado.

Si te interesa saber más sobre el juego de la botella de vino consulta su `ópia web o un post muy interesante “De juegos de la botella hay muchos pero solo uno de vino DUO”

¿TE GUSTA HACER REGALOS?

Un regalo es una acción altruista. Realizamos un regalo sin recibir nada a cambio. Regalamos para una satisfacción personal y también para contentar a alguien a quien queremos mucho.

Todos pensamos cuál sería el regalo ideal para nuestro partener, amigos o familiar. Pensamos que le va a sorprender y que le puede gustar más. Pero quizás lo que más nos gustaría sería sorprender con una experiencia única. Regalar una botella de vino.

Os proponemos regalar una botella de vino. Pero no sólo el vino, si no una experiencia con el centro de atención en compartir una botella de vino. Prueba de jugar con la botella que nos propone Vinateriaclub, pulsa este enlace a través de su vino DUO

 

 

LOS 4 MEJORES MOMENTOS PARA REGALAR UN ESTUCHE DE VINO

Podríamos detallar una lista de los 4 mejores momentos para regalar experiencias con una botella de vino.

  • Una boda. Reunimos amigos y familiares en un lugar idílico en compañía inmejorable. El vino será el nexo de unión y el punto de partida para crear lazos de amistad eternos.
  • Una cena de reencuentros. Muchas veces hemos quedado con amigos de la infancia y dedicamos horas a recordar momentos vividos. Entre copa y copa de vino aparecen las anécdotas más olvidadas.
  • Un aniversario. En pareja o con  amigos la celebración de un acto festivo es un buen momento para degustar un buen vino. Nos dejaremos llevar por las emociones del momento.
  • Una visita sorpresa. Todos nosotros alguna vez nos hemos presentado en casa de un amigo de forma inesperada. La mejor forma de presentarnos es con una sonrisa y una botella de vino para compartir.

Elige alguno de estos 4 momentos. También puedes escoger cualquier otro para poder regalar una botella de vino y vivir una experiencia inolvidable.