Una copa de vino ¿Te apetece un copa de vino ? Esta es la pregunta que muchas veces nos hacen cuando vamos a casa de unos amigos o en una cena con la familia. El vino es un motivo de reunión. Pasar un buen momento con tus allegados y tomar una copa de vino. 

Significado de vino

El vino une a la gente. Actualmente regalar una botella de vino es un motivo de alegría. Podemos regalar un vino a una mujer o  regalar un vino a un hombre y siempre damos el mismo mensaje. Un significado de amistad y ganas de compartir.

A lo largo de la historia el vino ha atraído las culturas y desde la época romana relacionamos vino con alegría y fiesta. El vino era una bebida de los dioses en el imperio romano pero para los terrenales. Los romanos tomaban mas de una copa de vino al día. Estadísticamente se ha llegado a detallar que el consumo de vino por día de un romano era de 1,5 litros de vino. 

Tener viñas y cultivarlas era un lujo y una señal de poderío. Los antiguos romanos disfrutaban con unas copas de vino aunque el vino muchas veces fuera un brebaje que hoy nos costaría de beber.

Variedades de vino Romano

Según los escritos hemos conocido diferentes tipos de vino en el imperio romano. Hemos encontrado información sobre la existencia  del mostum, merum i mulsum cada uno muy diferente entre ellos aunque todos se elaboraban a partir de la uva.

En aquella época la calidad del vino no era muy importante y seguro que no eran muy buenos vinos para regalar sino más bien para disfrutar y consumir en sus fiestas.

De los tres tipos de vino romano el Mostrum sería un mosto de vino sin fermentación ni graduación.

En segundo lugar estaba el Merum que sería el que más se parece a nuestro vino actual, elaborado con uva fermentada pero con unos sabores muy fuertes

En último lugar hemos conocido al Mulsum que sería un vino dulce que conseguían añadiendo miel al vino fermentado.

Esta última fórmula de vino y miel aun hoy la podemos encontrar y quizás el origen era el de quitar el gusto fuerte y áspero del vino de la época y hacer lo mas gustoso para el paladar y así poder beber una mayor cantidad.

Botellas de vino de la época. Las ánforas.

Cuentan que en Roma existe un monte que se llama el Monte Testaccio.

Según la historia Roma era un gran consumidor de vino y recibía barcos llenos de ánforas de vino en su puerto. El vino se transportaba de diferentes formas podeis ver:

El vino que llegaba a Roma era de las zonas productoras de buen vino de su imperio. La forma de envasar el vino no eran la botellas sino que eran las ánforas que se apilaban en las bodegas del barco.

Los viajes de la antigua Grecia o de la Hispania eran largos y difíciles muchas canciones se oían en los barcos para tomar un vino en cubierta. Las ánforas muchas veces no resistían el vaivén del mar y acababan rompiéndose.

Al llegar a puerto los barcos, con el regalo del vino para los habitantes de Roma, tenían que retirar las ánforas rotas.

Los trozos de ánfora rotos llamados testa, eran retirados y apilados al borde del puerto. Esta operación realizada durante mucho tiempo y muchos barcos dieron lugar a una montaña artificial que ha llegado hasta nuestros día: El monte Testacció

juego de vino para parejas

El vino en la actualidad

Actualmente el vino pasa de ser un producto básico en la alimentación a ser un objeto de regalo.  

Regalar vino es un elección normal. Los sabores y las preferencias del tipo de vino es muy amplio. Se ha llegado a servir copas de vino y elaborar botellas de vino de una excelente calidad.

Podemos regalar vino para cualquier acontecimiento. Vino para una boda, vino para un novio o vino para una novia.

Pero el vino, las ánforas de vino o las botellas de vino siguen siendo un motivo de alegría y diversión en todas las culturas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad